Editorial| Monreal, pasos adelante

Editorial semanal

Monreal, pasos adelante

Enfrascadas las “corcholatas” Claudia Sheinbaum y Adán López en argumentos estériles y baladíes respecto a las eventuales sanciones que el Instituto Nacional Electoral podría imponer a los evidentemente actos de campaña anticipados, el aspirante a la candidatura presidencial de Morena, Ricardo Monreal, está en las propuestas que interesan al país.

La gobernadora de la Ciudad de México con sus bardas y recorridos por los estados, acusa violación a la libertad de expresión y a sus derechos políticos, por completo. No acepta, pues, lo que todos vemos: la campaña.

Al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, le valen gorro las sanciones que pueda imponerle el árbitro electoral, porque “si me corre el INE, no importa, porque ya lo van a desaparecer los diputados”.

Pues que primero decida el Congreso de la Unión, donde la 4T no tiene mayoría calificada para imponer la reforma electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Le pasó de noche el enfrenón de la Reforma Eléctrica o ya se le olvidó.

Monreal Ávila anda en lo suyo.

Ante el baño de sangre que sufre México con más de 127 mil homicidios y feminicidios, ya logró que los Poderes Legislativo y Judicial le entren a una revisión seria, profunda y al margen de ideologías, a la estrategia de seguridad del Presidente, que en cuatro años no logra dar una.

Esta semana, al inaugurar la edición 35 de la Convención Noreste del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) propuso crear nuevas reglas para el cobro del Impuesto sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) para alcanzar un sistema fiscal más justo.

“El ISR es una de las fuentes principales de financiamiento del Gobierno Federal y se recauda en proporción creciente a los beneficios económicos de la actividad realizada. Por esta razón es que se aplican tasas diferenciadas ante ingresos más altos. Por ello, se debe revisar el conjunto de las tasas impositivas formar un esquema más plano y sencillo que estimule la inversión”, expresó.

También se pronunció por una reducción a la tasa del IVA con el fin de proteger el poder adquisitivo de los sectores con menores ingresos.

“En México se ha optado por un esquema de impuesto al consumo que contiene tasas impositivas y tratamientos diferenciados. Es necesario ampliar la base contribuyente recaudatoria del IVA y que incluye productos que sin razón se encuentran gravados a tasa cero tales como alimentos de lujo o tratamientos estéticos”.

El marco fiscal tiene tantos parches, inequidades y lagunas propiciadas por cambios sexenales, que provocan la elusión y en muchos casos, la evasión en el pago de impuestos. Y México recauda tan poco que se achica la cobija para respaldar la política social y de infraestructura “si no hay ingresos nuevos”.

Tiene razón, llegará el día que ya no haya dinero para subvencionar los programas sociales de la 4T y entonces ¿qué van a hacer?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.