Editorial| El electorero plan antiinflacionario

Editorial semanal

El electorero plan antiinflacionario

De regreso de su gira por Centroamérica, el presidente Andrés Manuel López Obrador iniciará una campaña por todo el país para promover la producción de maíz y frijol para autoconsumo, como una medida para combatir la inflación y la carestía.

En México, de acuerdo al censo 2020 del INEGI, de los 126 millones de habitantes, 99 millones se concentran en localidades urbanas y 26 millones en zonas rurales. Una mirada a los enormes edificios habitacionales de la Ciudad de México, con 9 millones de personas, nos lleva a preguntar dónde diablos sembrarán maíz y frijol.

Los precios, por las nubes. El frijol peruano en 82 pesos el kilo, la tortilla de máquina en 20 pesos, el litro de leche en cartón, 26 pesos. ¿Y el papel del baño? Porque también descomemos.

Esta propuesta presidencial frente al problema económico tan grande que enfrentamos las y los mexicanos, es tan absurda como las cuentas alegres de la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, de que los resultados del Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) que se presentó en la mañanera de anteayer, se comenzarán a sentir en 15 días o un mes. Para el  secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, hasta finales de año.

Resignémonos. Los precios no van a bajar. Pero vía subsidios a precios y tarifas del sector público e incentivos fiscales, la apuesta está en la “buena voluntad” de productores y empresarios, que han sido tan golpeados por este régimen de la 4T, decidan solidarizarse con la economía familiar.

El propio Presidente de la República acepta que el problema inflacionario es grave. Pero igual de grave la violencia generalizada del crimen organizado que ha cobrado más de 120 mil víctimas en lo que va de su gobierno; también muy grave, las 626 mil muertes ligadas a Covid en México entre 2020 y 2021 que ha documentado la Organización Mundial de Salud, cuando las cifras de Hugo López Gatell llegan a 324 mil.

“No podemos quedarnos cruzados de brazos”, dijo López Obrador. “Es nuestra responsabilidad, tenemos que procurar enfrentar los problemas. Si me preguntan acerca de cuáles son mis preocupaciones de estos días, diría que entre las principales está la inflación y he aprendido algo que se puede resumir en una frase: ‘problema que se soslaya, estalla’. Si uno tiene un problema, hay que enfrentarlo”.

Y así le han estallado problemas como los feminicidios y desapariciones de mujeres, y sigue cruzado de brazos.

Los expertos no prevén resultados positivos, sin un plan de choque agresivo en cuanto a incentivar la producción agrícola con políticas realistas e inmediatas, así como apoyar efectivamente a la micro, pequeña y mediana industria tan olvidadas por el gobierno lopezobradorista en los difíciles años de pandemia.

El próximo lunes 9 de mayo se dará a conocer el índice de inflación de abril y estará tocando el 8 por ciento. No nos apaniquemos. Son tiempos de ahorrar y gastar en lo básico y estrictamente necesario.

Como en todo, estamos solos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.