Editorial| Guacamaya ya le impone agenda al Ganso

Editorial semanal

Guacamaya ya le impone agenda al Ganso

Desde el 30 de septiembre que el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo que reconocer públicamente el hackeo al sistema de comunicación de la Sedena, ha sido la información contenida en esos seis terabytes que, filtrada por goteo, ha venido a imponer la agenda mediática en las “mañaneras”.

Comenzó con el secreto mejor guardado del Presidente: su estado de salud.

«Son ciertos. Sí, yo estoy enfermo, tengo varios padecimientos”, sufre de gota, hipertiroidismo y angina inestable de riesgo grave, como preinfarto sufrido el 2 de enero, reveló la información del grupo de ciberactivistas Guacamaya.

No es un tema que merezca el chacoteo o la frivolidad, porque se trata del Presidente de la República y que, sin vicepresidente, el país entraría a una fase de convulsión grave, en lo que las mafias del poder de Morena y el gabinete, se ponen de acuerdo en el sucesor o sucesora.

Le impuso agenda al presidente López Obrador, la revelación del espionaje telefónico por parte de la Sedena, a un activista y dos periodistas de Animal Político, y hasta a la sección “Quien es quien en las mentiras” que sonó a venganza pura.

Pero después de la intrusión de Guacamaya a los sistemas informáticos, la Sedena se ocupará de tapar el pozo, y ahora sí fortalecerá el Centro de Operaciones del Ciberespacio para el cual ha invertido más de 350 millones de pesos en 2022 y dentro de la próxima década se preveía destinarle alrededor de 1,000 millones más.

Parte de la estrategia para fortalecer las capacidades del Centro de Operaciones del Ciberespacio en contra de incidentes de ciberseguridad, se encuentran acciones como el desarrollo tecnológico para responder a incidentes de Ciberseguridad contra la infraestructura de la Sedena; la implementación de campañas de sensibilización en el Ejército y las Fuerzas Armadas para impulsar la cultura de la ciberseguridad y la capacitación al personal del Centro de Operaciones del Ciberespacio para la protección de la información de la Sedena.

Muchos más temas impondrá el Grupo Guacamaya en las mañaneras del Presidente López Obrador, cuyo propósito “solo es abrir los ojos” y aunque no está interesado en la política mexicana, “existe una delgada línea entre la no intervención y la desgracia de toda una nación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.