Editorial| Nos va a “apagar” la reforma eléctrica

Editorial semanal

La Suprema Corte de Justicia de la Nación validó ayer con el voto de 7 ministros, la Ley de la Industria Eléctrica que da preferencia a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la producción y distribución de energía.

¿Va a bajar el precio de la luz? Pues quien sabe.

Prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador gasolina de a 10 pesos y está en 22 pesos; un nuevo aeropuerto internacional de primer mundo y vemos una polvorienta terminal avionera.

El proyecto para declarar inválida la Acción de Inconstitucionalidad promovida por senadores de oposición fue votado a favor por las y los ministros, la ponente Loretta Ortiz Ahlf, Jazmín Esquivel Mossa, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y el presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar. Para que no se nos olvide.

El resto del Pleno se pronunció por la violación de diversos artículos de esa ley, a la reforma energética de 2013, al trasgredir el régimen de la libre competencia en materia de generación y comercialización, así como la preferencia al consumo de energías limpias. Por lo que estos artículos seguirán aplicando y la Corte no hará pronunciamiento hasta sea revocada la última de las suspensiones otorgadas por jueces federales en marzo de 2021, y que mantenía suspendida la aplicación de esta ley.

Aun así queda abierta la puerta a más juicios de amparo en contra de la LIE, y ahora corresponderá a los juzgados y tribunales resolver las impugnaciones, caso por caso.

Pero ya está por discutirse la reforma eléctrica lopezobradorista. Y el sector privado del país, ya ve la lluvia de demandas e indemnizaciones de carácter nacional e internacional que tendremos que pagar los contribuyentes.

Será una ola de amparos, litigios, arbitrajes y las empresas que se sientan afectadas acudirán a paneles internacionales, advierte la Canacintra. La Suprema Corte, aquí, está bajo el dominio del Ejecutivo Federal.

Aprobar la reforma eléctrica sería un gran error porque limitará la competencia de inversionistas privados, da poca protección al medio ambiente e incrementa la incertidumbre económica actual, alertan los especialistas.

Si queremos luz barata, el gobierno tendrá que subsidiar el costo real de la producción y distribución. Hoy ya es la CFE el cuarto mayor del programa de subsidios del Presupuesto de Egresos de la Federación para este año, con un monto de 73 mil millones de pesos, ha enfatizado México Evalúa.

Los subsidios a las tarifas eléctricas solo son superados por los programas dedicados a atención a la salud y medicamentos gratuitos (77 mil millones de pesos), subsidios a organismos descentralizados estatales (99 mil millones de pesos) y las pensiones a adultos mayores (238 mil millones de pesos).

Nada garantiza precios bajos. Como sucedió con la gasolina. Conste que vendrán tiempos de oscuridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.