Editorial| Se le agota el tiempo para dar resultados

Editorial semanal

El presidente Andrés Manuel López Obrador ya no puede seguir jugando a las escondidillas con los grandes problemas nacionales, particularmente con la incontrolable violencia criminal que puso en jaque a su gobierno con los actos de índole terrorista en varias ciudades fronterizas.

El “amigo” embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, se pronunció ayer porque México ya dé resultados en materia de seguridad, de acuerdo con lo establecido en el Entendimiento Bicentenario, en el que ambas naciones se plantean objetivos como luchar contra organizaciones delictivas trasnacionales, disminuir el consumo y tráfico de drogas como el fentanilo, así como reducir los homicidios, el tráfico de armas y personas.

Los compromisos del Entendimiento Bicentenario se acordaron en octubre de 2021 y el pasado 12 de julio, los presidentes López Obrador y el estadunidense, Joe Biden, en una declaración conjunta reafirmaron los acuerdos en materia económica, cambio climático y seguridad, por lo que el diplomático recalcó que “ya es tiempo para resultados en la seguridad”.

“La seguridad es más fundamental que los otros temas de inquietud que son difíciles, incluso el T-MEC y las consultas con relación a la política energética, porque estas cosas se pueden resolver, pero si no tenemos resultado de la seguridad, todo sigue temblando”.

Las declaraciones del embajador de Estados Unidos se dan un día después de que el Departamento de Estado de ese país, publicara la actualización anual de la “Alerta de viajes a México”, en la que se invita a los ciudadanos estadounidenses a no viajar a seis estados de la República (Colima, Michoacán, Zacatecas, Guerrero, Tamaulipas y Sinaloa) y se les invite a reconsiderar su visita a otros siete (Morelos, Guanajuato, Jalisco, Durango, Chihuahua, Sonora y Baja California).

“Los delitos violentos, como homicidios, secuestros, robos de vehículos y robos, están muy extendidos y son comunes en México”, señaló Ken Salazar tras la publicación de la alerta de viaje y los hechos violentos en cuatro estados, en los que grupos armados incendiaron vehículos, tiendas de conveniencia y se abriera fuego contra civiles.

El embajador reconoció que los hechos de violencia de las últimas semanas y la situación de inseguridad que prevalece en distintas entidades de nuestro país, sí impacta en la inversión extranjera. “Es muy real, con la inseguridad sí se enfría la inversión de los Estados Unidos y de otros países aquí en México”, detalló.

Sin embargo, estableció que lograr los objetivos conjuntos en materia de seguridad no solo es tarea del gobierno de México, sino de todos los niveles gubernamentales, el sector privado, de la sociedad civil y del gobierno de Estados Unidos, el cual, afirmó, tiene “el interés y los recursos” para apoyar a los estados mexicanos con problemas de seguridad.

El presidente López Obrador ha pretendido gobernar este país con discursos propaganderos todas las mañanas, pero la realidad es que su estrategia de combatir la inseguridad con programas sociales, y abrazos a los grupos criminales, no funciona y ya pasa facturas. O corrige, o a ver cómo nos va.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.