Índice Político| AMLO: cuesta abajo en su rodada

Destacados Francisco Rodríguez Índice Político Nuestras plumas

AMLO: cuesta abajo en su rodada

* Bartlett: ¿tarifas para fifís?

* Aysa es de García Luna

Por: Francisco Rodríguez

Llegó a la cima y, desde el domingo por la noche, ya va directo a la sima.

(Traduzco para los chairos: ¡ya va pa’ abajo!).

No podía subir más.

Lo lógico es que comenzara a descender, a caer.

Y se está desplomando.

No sólo pierde adeptos, también malgasta su cada vez más menguado capital político en necedades que sólo le aprueba y le aplaude la canalla morenista.

Comenzó, pues, a cosechar el odio que ha sembrado.

Todos aquellos a quienes odia se la cobraron.

No le funcionó el maniqueísmo patriotero.

Ni aquello de si no estás conmigo estás en contra del pueblo.

Las oposiciones se le plantaron enfrente y le dijeron “¡hasta aquí!”.

No pasó la Ley Bartlett…

… y ya le anunciaron que tampoco pasarán las reformas constitucionales para una reforma política con la que quiere desaparecer al INE…

… ni aquella con la que pretende subsumir a la Guardia Nacional, aparentemente civil hasta la fecha, a una suerte de subsecretaría de la Defensa Nacional.

Y le reitero, lo peor es que pierde adeptos.

Se le están yendo aquellos a quienes no les gusta estar del lado de los perdedores.

Y menos aún de quienes no saben perder, como es su caso.

Es cada vez más patológico el caso de Andrés Manuel López Obrador quien, como en el tango de Carlos Gardel, “arrastra por este mundo / la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser”.

Es por eso por lo que ya inició “cuesta abajo en su rodada / las ilusiones pasadas, yo no las puede arrancar / sueña con el pasado que añora / el tiempo viejo que llora y que nunca volverá”.

Lástima. Tenía todo para ser. Y por sus necedades, por obcecado, tiró todo a la basura.

La escuelita de Sheinbaum

Luego de perder estrepitosamente la mitad de CDMX –la que más aporta al PIB local–, la “regenta” Claudia Sheinbaum cobró venganza en contra de quienes la hicieron quedar del nabo con su jefe López Obrador.

En un claro acto de castigo para los ciudadanos que no le favorecieron con el voto, su fallida administración estableció un cobro adicional del 35 por ciento a la tarifa establecida en el Código Fiscal para el suministro de agua potable en colonias de alcaldías que gobierna la oposición al Movimiento –que todavía no es partido– de Regeneración Nacional.

Es por tal que muchos se preguntan ahora si el muy polémico señor Manuel Bartlett ¿va a aplicar una medida similar a las clases medias de todo el país? ¿Va a subir las tarifas a quienes AMLO considera son fifís, sus adversarios o neoliberales y ahora hasta “traidores a la Patria”?

Si de por sí, la CFE fraudulentamente cobra lo que le da la gana sin revisar siquiera los medidores…

Una alerta para los senadores

¡Aguas! ¡Pongan atención, señores senadores!

¡No vayan a cometer la tontería de aprobar el nombramiento presidencial de Carlos Aysa como embajador de México en Santo Domingo!

Y no, no por la traición de su hijín…

Eso es irrelevante porque el voto del chamaco ni siquiera pintó.

Revisen bien los antecedentes del campechano ex sustituto de Alejandro Alito Moreno.

Chequen sus ligas con el preso Genaro García Luna de quien fue cercanísimo colaborador.

Aysa, en efecto, fue desde el año 2000 hasta el 2004, director general de Despliegue Regional Policial de la AFI, organismo que inventó García Luna para desaparecer a la Policía Judicial que dependía de la también extinta PGR.

Un cargo de suma importancia, toda vez que esa dirección a cargo de Aysa concentraba a todos los elementos de la Judicial Federal, es decir, puro policía viejo y obvio los más mañosos. Por tal, Aysa dependía directamente de Genaro. Por tal cargo de suma confianza.

¿Cómo llegó ahí? Pues fue impuesto por el entonces procurador general Rafael Macedo de la Concha, justo cuando Aysa terminó su gestión de procurador en Campeche.

Cuando renunció a la AFI fue director general jurídico en la FEPADE en tiempos en los que la fiscal era una de las novias de Macedo.

Aysa fue los dos últimos años de Peña Nieto, titular del Órgano Interno de Control del Instituto Nacional de Migración. Y de ahí se fue como candidato del PRI a la alcaldía de Palizada, en Campeche, la cual perdió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.