Opinión| ¿Qué la Revolución renazca?

Luz María Sánchez S Nuestras plumas

¿Qué la Revolución renazca?

Consejo no pedido, consejo mal oído

Por: Luz María Sánchez S.

Cumplió el sueño su sueño de estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la década de los 70s y 80s: llegar a Cuba, pisar su suelo y recibir la Orden José Martí, la más alta distinción que otorga ese país. El Presidente Andrés Manuel López Obrador tenía en la mira respirar el aire cubano, al término de una gira de bajo perfil por varios países de Centroamérica, que fueron sólo la escala para su triunfante llegada al icónico Palacio de Revolución.

Vivir en la lírica de las canciones de Silvio Rodríguez, máximo exponente de la Nueva Trova inspiró al Presidente para que se extendiera en un discurso de casi 20 minutos, lleno de lugares comunes y lisonjero para un gobierno autoritario y represor del que no quedan ni un vestigio de los ideales revolucionarios.

Con su discurso romántico de una nación ideal, el mandatario mexicano llegó tarde a la época dorada de la revolución cubana e ignorando los rasgos evidentes de una dictadura por los atropellos a los derechos humanos de miles de cubanos que se encuentran en prisión y los actos de represión que se mantienen en contra de las libertades de los habitantes de la isla, sorprendió con “un consejo no pedido” por el Presidente Miguel Díaz-Canel. “Sigo manteniendo la esperanza de que la revolución renazca; qué la revolución sea capaz de renovarse para seguir el ejemplo de los mártires que lucharon por la libertad, la igualdad, la justicia, la soberanía… tengo la convicción de que se haga la nueva revolución en la revolución”. 

¿Qué quiso decir? Nadie lo sabe. No hubo respuesta a esa recomendación, pero sí desconcierto entre los asistentes al acto solemne que, se difuminó en los aplausos por el ofrecimiento del Mandatario mexicano de interceder con el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden para que se levante el bloqueo comercial e insistir en que no se excluya a nadie de la Cumbre de las Américas con miras a la unidad de la región.

El Presidente López Obrador recrudeció sus críticas a Estados Unidos por el bloqueo económico y político contra Cuba a lo largo de los años. Celebró, una y otra vez, la amistad que une históricamente a nuestros países. Recordó que México fue el primero en reconocer la independencia de Cuba y también que fue el único que no rompió relaciones exteriores con el gobierno de la isla a pesar del bloqueo de Estados Unidos.

Respecto a levantar el bloqueo, López Obrador confío en que sí se puede llegar a un acuerdo mediante el diálogo a favor de las naciones para que haya mejor desarrollo en la región. Y propuso crear una especie de “Unión Europea” pero de América que responda a las necesidades que se enfrentan cada uno de los países del continente.

El mensaje del Presidente cubano, Miguel Díaz-Canel fue un tanto descafeinado, y sin emoción agradeció la firme posición de su homólogo mexicanos de rechazo al “bloqueo genocida” impuesto por el gobierno de Estados Unidos.

500 médicos cubanos contratados

Lo que sí logró Cuba fueron acuerdos en materia de salud y desarrollo científico entre ambas naciones. Y el apoyo más visible, será la contratación en México de más de 500 médicos que servirán en la zona de la montaña de Guerrero para contrarrestar, según López Obrador, el déficit que hay en el país.

Otro acuerdo fue la adquisición de vacunas cubanas para inmunizar a los niños más pequeños del país contra la COVID-19, aprobadas por los gobiernos, sin considerar las pruebas o los posibles riesgos.

A su paso por la región

Alejado de su política de respeto a los principios de política exterior, soberanía y la no intervención de los pueblos, a su paso por Guatemala, El Salvador, Honduras y Belice, el Presidente Mexicano se dedicó a dar recomendaciones y dar palmadas a los gobiernos de esos países por su buen comportamiento.

Para él lo fundamental fue apuntalar en aquellas naciones de mayor expulsión de migrantes a Estados Unidos, sus programas estrella como Sembrando Vidas y Jóvenes Construyendo el Futuro, para aplicarlos en Guatemala, El Salvador, Honduras y Belice. Y algo que destacó fue qué en el caso de Guatemala, 30 mil trabajadores agrícolas originarios de esa nación y que trabajan en Chiapas, ya pertenecen al padrón de derechohabientes del Seguro Social. ¡Gran logro!

Regreso triunfal

A su regreso a tierras aztecas, ciertamente emocionado tras visitar y saludar efusivamente a uno de sus admirados proceres, Raúl Castro, el inquilino de Palacio Nacional calificó como “exitosa” su gira por Centroamérica y el Caribe, al asegurar que los países visitados ven a México como el hermano mayor y, ya encarrerado, soltó otro mensaje para sacudir una vez más a la Casa Blanca. Advirtió que, si Estados Unidos no convoca a todos los países del continente para la Cumbre de las Américas, no asistirá y mandará a una delegación encabezada por el canciller Marcelo Ebrard. “No iré yo, y será un mensaje de protesta porque no quiero que continúe la misma política en América… y aunque tengan diferencias nadie tiene que ser excluido”.

Intenso, envalentonado y ciego en su creencia de que el régimen comunista cubano es el oasis de la libertad, la dignidad y la justicia, López Obrador está seguro de que su visión radical y de confrontación con el capitalismo lo llevará a buen puerto, en un país como México que no requiere modelos fracasados y simplistas para combatir la pobreza y la corrupción. Los problemas de nuestra nación son diversos y requieren estrategia y programas eficientes acordes a la realidad nacional, no sólo discursos maniqueos y frases surgidas del sueño revolucionario que inspira un poema o una canción de Silvio Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.