Rueda de Molino| “Opositores” se prostituyen, gana el bedollismo y la alianza contra Morena traiciona a electores

Jorge Hidalgo Lugo Nuestras plumas Rueda de Molino

“Opositores” se prostituyen, gana el bedollismo y la alianza contra Morena traiciona a electores

Por: Jorge Hidalgo Lugo

La actitud entreguista que en escasos siete meses ha mostrado lo que se presumió sería una fuerza “opositora”, no sólo desdibuja a sus actores y los pone en la escena del descrédito popular al especularse que vendieron pronto la causa que presumiblemente iban a representar, pero además acabaron con cualquier confianza que en el corto y mediano plazo pudiera surgir como “alianza” en contiendas electorales.

Poner al mejor postor su respaldo a los atropellos de poder que ha cometido en menos de medio año el (des)gobierno de Alfredo Ramirez Bedolla, involucra por supuesto no sólo a los actores que confluyen en el Congreso del Estado en calidad de diputados “opositores”, sino además abarca por igual a dirigentes de partidos tanto en lo local como en lo nacional.

Dos cuchilladas al pueblo michoacano han aprobado sin chistar y lo peor, dejado abierta la ventana a la maledicencia porque en ambos casos se han tratado de temas financieros de alto calado, por lo cual se habrían embolsado jugosas recompensas entregadas desde el Ejecutivo a cambio de su inusitada y sospechosa sumisión.

Primero, autorizar todos los cambios administrativos que alinearon las dependencias locales a las federales bajo el esquema obradorista del cacareado pero inoperante “Bienestar”, e inmediatamente el visto bueno a los leoninos tributos que se sacó de la manga con pretexto del reemplacamiento que es fecha, ha resultado un rotundo fracaso de operatividad en perjuicio del contribuyente, que debió pagar el impuesto por un trámite que sigue pendiente de completarse con un alto porcentaje de afectados.

Y cuando menos lo imaginaban los votantes que con ingenuidad y hasta candidez infantil creyeron haber logrado imponer con su respaldo en las urnas un contra peso a los atropellos de poder que caracterizan a Morena, se vieron traicionados ahora con el voto “unánime” que le dieron al bedollismo rapaz, para lucrar con los bienes patrimoniales que se presumían pertenecen a los michoacanos.

El “maiceo” que se especula recibieron hasta por 10 millones de pesos, dio pauta para que legisladores de la “oposición” entregaran en bandeja de plata, el predio donde estuviera el penal de Morelia para un proyecto multimillonario que sólo va a beneficiar a la clase política involucrada y a no pocos empresarios carroñeros.

Y así en poco más de medio año de vigencia congresista, la insidia popular propaga que a este paso que van, pronto legisladores del PRI, PAN, PRD y hasta Movimiento Ciudadano, estarán compitiendo con los holgazanes y juniors de la presidencia imperial, que sin mediar mayor esfuerzo, han podido adquirir sendas residencias en Houston o La Florida, con recursos de dudosa procedencia.

Sin embargo, pese a esta victoria pírrica, ganada con el sudor de la cartera, el que cobra como Ejecutivo estatal no logra apaciguar los embates que le prodigan actores de Morena quienes se han visto desplazados por tránsfugas del PRI, PRD y hasta del PAN, quienes hoy son consentidos soplanucas del bedollismo.

Esto es lo que mantiene latente la irritación de quienes se quejan haber sido utilizados en la elección, para luego del cuestionable triunfo, ser desplazados por oportunistas y convenencieros que hoy forman el círculo rojo, del que pasea su inoperancia e incapacidad por todos los rincones de Palacio de Gobierno.

Los tambores de guerra suenan entre los morenistas desplazados a quienes ni premio de consolación les tocó y crece la versión que han formado sendas comisiones encargadas de hacer saber su inconformidad con Adán Augusto López Hernández, secretario de Gobernación, para que sea quien lo transmita al mismísimo Andrés Manuel López Obrador.

Reclamo que acompañan con evidencias poco favorables para Alfredo Ramírez, quien no sólo sigue siendo uno de los mandatarios es del país con pésima calificación por parte de sus gobernados, sino además arrastra consigo que Morena, como marca, en Michoacán, también ande en el sótano de las preferencias o simpatías de la gente.

Las mediciones que ubican a Morena y a Bedolla en los últimos tres lugares de la escala nacional, aunado a que en los ejercicios para la revocación de mandato fueron de los que entregaron peores resultados, provocaron la ira de López Obrador y son factores incluso que han llevado a un enfriamiento ostensible, en los afectos del huésped de Palacio Nacional al extremo que al menos suman cuatro ocasiones recientes en que ha pedido audiencia y le han negado la entrada al despacho presidencial, según trascendidos de los propios morenistas.

El punto es que desde Morena se fragua abonar el terreno para una vez cumplido el segundo año de la gestión bedollista, en septiembre de 2023, deje el cargo por solicitud presidencial y no tener que ir a elecciones extraordinarias, en busca de tratar de recomponer el escenario con vías a la sucesión del 2024.

Además que también pende de un hilo que con todo y el “maiceo” que generosamente brinda a los “opositores”, se aproveche la coyuntura electoral y se juegue con la revocación de mandato ante los pésimos resultados que lleva, la aventura encabezada por quien ha resultado el menos capaz de los cuadros obradorista para conducir Michoacán.

Todo ello mientras se celebran comicios en seis entidades del país donde la alianza opositora ha perdido fuerza, no por avance o consolidación de Morena ni los abusos de poder del presidencialismo imperial, sino por el contubernio evidente que tiene con los grupos criminales, el dueño del partido de Estado.

Y en todo caso, los electores de los Estados en disputa el primer domingo de junio, podrán voltear a ver a Michoacán donde apoyar a los aliancistas ha resultado un grave error y sólo se les otorgó salvo conducto para prostituirse y vender caro los favores al atropello que se le ocurra al bedollismo morenista, en este incipiente arranque de gestión donde ya se frotan las manos para otro redituable negocio con los terrenos donde se ubicó el recinto ferial, ahora también en la mira de los multimillonarios negocios que iluminan la visión cortoplacista del que cobra como gobernador en la entidad.

Porque lo suyo, lo suyo, es lanzar discursos huecos de combate a la “corrutción” y a la “deshonestidá”, mientras se logren fraguar los pingües negocios que trae entre manos y que son alentados por los bebesaurios surgidos del PRI y PAN, que lo tienen obsesionado en sacar el mayor de los provechos antes que le quieten el juguete que le pusieron en las manos por azares del destino y gracias a la tómbola morenista que lo favoreció sin haber comprado boleto para la rifa.

En tanto, las mayorías que votaron por un bloque “opositor” en Michoacán, hoy rumian su coraje y ven con desagrado cómo se cotiza la deslealtad y la traición a su voto, en el mercado promiscuo que han establecido entre Ejecutivo y Legislativo.

Vale..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.