Más vale prevenir que inundarse

Lo oficial

Por: Rosalinda Cabrera Cruz

El ayuntamiento moreliano, a cuyo frente se encuentra Alfonso Martínez Alcázar, ha sabido aprender de experiencias pasadas; desde hace varias semanas y aprovechando el periodo de estiaje, a través de la secretaría de Servicios Públicos se ha dado a la tarea de tomar medidas preventivas para evitar lo que los morelianos califican como una costumbre: las molestas inundaciones en diversos puntos de la capital michoacana.

Desde inicios de este año, no ha sido raro observar grandes máquinas trabajando en drenes, canales y ríos, de donde han extraído miles de toneladas de basura y desechos que con las lluvias van a parar a las alcantarillas, puentes y drenajes donde provocan no sólo encharcamientos, sino verdaderas inundaciones que afectan a calles y hogares por los altos niveles de agua que suelen caer durante la temporada de lluvias.

Un daño colateral, de igual manera, lo provoca el hecho de que esa basura llega por distintos afluentes a zonas de embalse, como el lago de Cuitzeo, cuyos índices de contaminación prendieron todos los focos rojos desde hace más de una década.

Tan sólo durante las acciones de este año para limpiar los diferentes cauces, previo a la temporada de lluvias se han retirado cerca de 22 mil toneladas de basura a lo largo de 24 kilómetros de ríos, drenes y canales de las principales colonias de Morelia, las que están contempladas dentro del programa de dragado por su ubicación en zona de riesgo de inundaciones, informó Netzahualcóyotl Vázquez Vargas, secretario de Servicios Públicos de la comuna moreliana.

Los lugares que fueron considerados para una atención de emergencia se ubican en las inmediaciones con Ciudad Industrial, los drenes Mora Tovar, Carlos Salazar, Quinceo, Tiripetío y Los Itzícuaros, donde se han efectuado trabajos por la dirección de Residuos Sólidos y el Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOAPAS).

A manera de ejemplo, el funcionario especificó que si ocurre una lluvia atípica en la ciudad, esto implicará un riesgo para cualquier zona, pero existen lugares bien identificados que suponen un riesgo de inundación, y en estos casos prácticamente se drenó todo el rio con la finalidad de garantizar que no existan problemas durante esta temporada de lluvias; dando números optimistas, dijo que se espera que la limpieza de ríos esté al 100 por ciento el próximo fin de semana.

Otra medida de prevención fue que los cárcamos ya están al 100 por ciento para funcionar, lo cual determina que ya se está a toda la capacidad para enfrentar la temporada de lluvias; lo único que resta -añadió- es atender la zona donde se ubican las canchas de Policía y Tránsito (las que cada año se convierten en un pequeño lago), además de otros tres puntos que están en el radar para atender el tema de limpieza de cunetas y de alcantarillas para que la basura no taponee puntos neurálgicos para el desfogue de las aguas pluviales.

A castigar la suciedad

Pero cualquier esfuerzo para mantener limpia la ciudad es insuficiente ante la negligencia, oídos sordos o simplemente suciedad de algunos ciudadanos. Muchos de ellos, alegando carencia de camiones recolectores ya sea del ayuntamiento o de las distintas uniones, han optado por continuar dejando sus desechos en la vía pública, amparados por la oscuridad de la noche o la madrugada o en ocasiones aprovechando la carencia de edificaciones en distintos puntos urbanos para evitar los testigos de sus actos.

Es por ello que ante una alta incidencia de personas que tiran basura en las calles, habilitan tiraderos clandestinos y contaminan ríos y drenes con la expedición de residuos sólidos, el gobierno de Morelia comenzará una jornada de cacería en contra de quienes realizan este tipo de acciones en la idea de generar multas por el orden de hasta los 860 mil pesos en el caso de empresas privadas.

Así lo anunció el alcalde Martínez Alcázar, quien ante los medios de comunicación aseguró que pese al constante trabajo de los empleados municipales que se dedican a la limpieza y recolección de basura de la ciudad, hay habitantes del municipio que de manera descarada arrojan residuos en las calles, terrenos baldíos y cuerpos de agua.

Categórico, afirmó que “comenzaremos a aplicar mano dura contra quienes tiran la basura, una campaña basada en la conciencia de la denuncia, necesitamos que la ciudadanía se convierta en defensora de la ciudad, que denuncien y nosotros los buscamos, estamos en modo cacería buscando sancionar a quienes les importa poco la imagen de Morelia”.

Reconoció que son pocas o hasta nulas las multas aplicadas por los inspectores de la dirección de Residuos Sólidos a quienes tiran basura en sitios no autorizados, debido a que quienes incurren en dichas faltas lo hacen en sitios lejanos a la marcha urbana, o de manera cotidiana en espacios públicos sin que se pueda dar con cada uno de ellos.

Llamó a la ciudadanía a denunciar “así sea el que se tire una lata de refresco de la ventana de un coche”, pues refirió que la única manera de hacerle frente a la problemática es sancionando desde el más pequeño incidente y no le falta razón.

La base legal para la implementación de multas se encuentra en el Reglamento General de Limpieza Pública dentro del Municipio de Morelia, donde se estipula que se sancionará con multas de hasta 17 mil 280 pesos a quienes arrojen, tiren o depositen cualquier residuo sólido o basura en vía pública, parques, jardines, plazas, cuerpos de agua y lotes baldíos; en caso de que el infractor sea una persona moral la sanción se eleva hasta los 345 mil 600 pesos.

En tanto que depositar residuos sólidos para su disposición final en sitios no autorizados por el ayuntamiento, es decir en tiraderos clandestinos, se sanciona con multas de hasta 259 mil 200 pesos, y hasta 864 mil pesos en caso de tratarse de una persona moral.

Se debe destacar que en lo que va de 2022, la dependencia cerró alrededor de 35 tiraderos clandestinos con un promedio aproximado de 40 toneladas de basura acumulados en cada uno de ellos, la gran mayoría en la zona sur y poniente de Morelia.

La ciudad más limpia

Los esfuerzos por mantener una ciudad limpia, ha llevado a que por segunda vez consecutiva en menos de seis meses, una comitiva del gobierno de Morelia viajará a España, en esta ocasión para recibir el premio de la «Escoba de Platino» por su protección al medio ambiente, por parte de la Asociación Técnica para la Gestión de Residuos y Medio Ambiente (ATEGRUS), miembro de la Asociación Internacional de Residuos Sólidos (ISWA por sus siglas en inglés).

Al anunciar el reconocimiento, se precisó que el municipio había sido electo como una de las 10 ciudades más limpias del mundo. El acto de entrega de dichos premios se realizará el día 15 de junio en el auditorio Sur de IFEMA en Madrid; durante tres días se llevará a cabo un congreso internacional en donde también se dará cita representantes de otras ciudades ganadoras de países como Portugal, Chile, Argentina y Perú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.