Ambigú| AMLO ¿realmente honesto y desapegado al poder?

Ambigú Destacados Martha Elba Torres Martínez Nuestras plumas octubre

AMLO ¿realmente honesto y desapegado al poder?

+ “El Rey del Cash” siempre estuvo expuesto

Por: Martha Elba Torres Martínez

La agenda de las mañaneras la impongo yo, y aquí habla quien diga yo. Esto dio a entender el presidente López Obrador -evidentemente molesto- cuando el miércoles 19, en Ciudad Victoria, Tamaulipas, Sara Pablo, de Tele Fórmula, le pidiera permiso para que el general Luis Cresencio Sandoval explicara el hackeo a los servidores de su dependencia, la Sedena.

La reportera sembró correctamente las interrogantes que muchos nos formulamos sobre el ciberrobo de seis terabytes de información confidencial. ¿Cómo fue que pasó? ¿Todo es verdad? ¿Funcionarios que tienen nexos con el crimen? ¿Qué hacía la Sedena con este tipo de información? ¿Se les pasaba a los procuradores y se abrían carpetas de investigación? ¿Qué?

AMLO: Pues es que quisieran que les ayudáramos hacer el caldo gordo tratando el tema, que fue un rotundo fracaso.

REPORTERA: ¿El hackeo?

AMLO: Sí, en general. Como lo anunció —a lo mejor hasta lo tienes por ahí— Loret de Mola, casi era el derrumbe de nuestro gobierno. A lo mejor lo tienes. Y fue como el parto de los montes. Entonces, como seguramente les costó mucho, imagínense cuántos estrategas, asesores, expertos, y salió puke (libro), pues quisieran que siguiéramos hablando de eso.

Y la joya: “No, que se apliquen y que busquen otro asunto, ya eso no funcionó. Porque la mañanera es un diálogo circular de comunicación de muy buen nivel, no tiene que ver con la calumnia, no tiene que ver con la guerra sucia, es el periodismo como imperativo ético, no tiene que ver con el coloquialmente conocido chayote, nada, esto es otra cosa, entonces ¿para qué nos metemos en eso?”.

Pues si se mete, porque los guacamayos -insiste el senador Germán Martínez que son militares inconformes- revelaron que el Ejército tenía las fichas de los fiscales vinculados con el narco y el mismo López acreditó la veracidad de esos datos al usarlos en esa misma mañanera. “¡Que tengan vergüenza!”.

Entonces, otra vez el choro de su honestidad e incorruptibilidad. “Lo he dicho, no es para presumir, pero no me importa el dinero. He aprendido, y es un consejo que yo puedo dar a seres queridos y amigos también queridos, que no hay tener mucho apego ni al dinero ni al poder. Entonces, por ahí no es la cosa. Y cerrojó el tema con que “ya la guacamaya se volvió zopilote”…

***

¿Honesto? ¿incorrupto López Obrador? Ya leo a la periodista Elena Chávez que con “El Rey del Cash” -ya un best seller- no hizo más que compartirnos su mirada, desde adentro del movimiento de López Obrador, de lo que todos veíamos desde afuera. Dos intentos fallidos -2006 y 2012- y la tercera fue la vencida. ¿Cuánto gastó de recursos públicos para sus campañas? Eso si, nunca se sabrá, a menos que lo suelte Alejandro Esquer.

AMLO fue jefe de gobierno capitalino sin cumplir el requisito de la residencia; los moches de Carlos Ahumada y la reserva de los contratos por una década de la construcción de los distribuidores viales; las mañaneras de las 6 como modelo comunicativo; doce años en campaña sin acreditar un modo honesto de vivir y evasor de impuestos. Los cargos de Esquer, Manuel Bartlett, Gabriel García y Ariadna Montiel, la Nahle, del propio César Yáñez que ya perdonó. Todos en las áreas que mueven más dinero.

Lo más patético de los testimonios de Elena Chávez, es cómo los fundadores del PRD, comenzando por Cuauhtémoc Cárdenas, abrieron la puerta al artífice de su destrucción. Si lo sabían y al ingeniero ya no le gustó y se fue, pero se ha quedado callado también todo este tiempo. No creo que por vergüenza sino por miedo. Complicidades. Todo costaba y cuesta, en torno a AMLO.

Incluso ahora puedo descubrir otro hilo en torno al distanciamiento del Presidente con Ramírez Bedolla: lo ve, efectivamente, como a Juanito el de Iztapalapa y que terminó odiando. Al michoacano nada le costó ni acercó los grandes sobres amarillos al movimiento. Puedo pensar que hoy como gobernador tendrá que ponerse a mano, como en su momento lo hizo Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy desde gobiernos perredistas.

Porque hay que ver el chingadazo que le puso el de Segob, Adán Augusto López, que ni las manitas metió. Junto con Jalisco, Nuevo León (MC) y Guanajuato (PAN) que citó como “paraísos” delincuenciales, pudo haber mencionado a Colima, Baja California y Zacatecas, también con gobernadoras y gobernador de Morena, pero tenía que nombrar a Michoacán. ¿Por qué?

Pero estoy con Elena Chávez y “El Rey del Cash”, que es irrefutable por los mismos registros históricos de la prensa. Desnuda a López Obrador y toda su mafia, tal cual son: mentirosos, rateros y traicioneros, pero 30 millones de electores los compraron en 2018.

La máxima del clan: si te cachan, te echas la culpa y te callas. René Bejarano, Carlos Ímaz, Delfi (Gómez); los hermanos Pío y Martinazo. David León Romero, uno de los que entregaban los sobres para “el Licenciado”, trabajando bien tranquilo en la concesionaria de la Autopista Siglo XXI, Pinfra. ¿Y gracias a quién?

Cómo olvidar a Eva Cadena, la diputada local que quiso ser alcaldesa de Las Choapas, Veracruz, y que en 2017 habría movido unos cinco millones de pesos para López Obrador. Reveló que la operadora financiera era Rocío Nahle, la secretaria de Energía, y trabajaba a través del entonces  coordinador de los diputados de Morena, Amado Malpica, hoy alcalde de Coatzacoalcos.

El Presidente ya dijo que no responderá a los señalamientos de corrupción, porque no hay pruebas. Si las hay: videos y capturas y otros testimonios que en su momento puedan surgir. Lo que queda claro es que el Presidente sigue haciendo roncha para el gasto multimillonario que hará en 2024, con tal de perpetuarse en el poder…

***

Me disculpo por ilusa. Pensé que contando la 75 Legislatura local con más mujeres, se ocuparían más en las mujeres. Pero resultaron más patriarcales, misóginas, machistas y mochas.

Para la sesión extraordinaria de anteayer, se leía en el orden del día, diversas reformas al Código Penal para la despenalización del aborto. La noche anterior, Patricia Monreal, en Contramuro, filtró el dictamen que se sometería a votación del Pleno, y tan hecho con las patas, que evidenció una antinomia jurídica.

De acuerdo a la nota de Paty, las reformas al Código Penal, en el artículo 146 se excluye de penalidad al aborto cuando se realice dentro de las primeras 12 semanas; pero el artículo 142 establece: “A quien voluntariamente provoque su aborto, se le impondrá de seis meses a un año de trabajo a favor de la comunidad e ingresar a un programa de educación sexual, enfocado en prevención y planificación familiar, con atención especializada psicológica y terapéutica”.

No es posible que ni las y los diputados integrantes de la Comisión de Justicia ni sus asesores, notaran la contradicción en por lo menos estos dos artículos, porque el mensaje es: ya no es delito el aborto hasta las 12 semanas pero de todos modos te castigo por no querer ser madre y te obligo a terapias de conversión. O fue a propósito para reventar el tema.

Ayer salió el diputado panista, Oscar Escobar, que el dictamen no pasó por la Comisión de Salud y por tanto era ilegal al no cumplir con el procedimiento legislativo. Y en el ambiente camaral, de acuerdo a los reportes, el PAN amenazaría al PRI y PRD de romper la alianza si se despenaliza el aborto. Pues ¿cuál alianza?

Total, siguen prevaleciendo las ideas y creencias religiosas sobre los derechos de las mujeres. Ello provocó ese triste espectáculo de mujeres contra mujeres gritoneándose a las puertas del recinto legislativo.

Coincido con la activista Circe López Riofrío, que no hay la posibilidad por el momento de construir un acuerdo mínimo para el diseño de una política pública hacia las mujeres, porque está la voluntad del gobernador de impulsar avances respecto a la interrupción segura, pero en el Congreso prevalece el oscurantismo.

Aquí solo hay una salida, que la Suprema Corte de Justicia de la Nación imponga plazo al Congreso para el acatamiento a sus disposiciones en materia. Dice la diputada del PES, Luz María García, que no pueden las y los ministros obligarlos, y que por sus faldas no pasará la ILE en esta Legislatura…

***

LA COMIDILLA

¡Ay! Diosito Santo, Adán Augusto López recomendando a los hombres que “no sean tan pegalones”. No, nada más tantito…

Encantó Claudia Ruiz Massieu. Una Claudia para la Claudia que ya se siente en la silla…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.