Opinión| Acto de campaña el informe de Sheinbaum

Pluma invitada Plumas invitadas

Acto de campaña el informe de Sheinbaum

Por: Héctor Moctezuma de León

Al más puro estilo del acarreo del viejo PRI, con vivas y gritos de “presidenta” “presidenta”, Claudia Sheinbaum rindió su IV Informe de Gobierno en el gigante de Paseo de la Reforma, el emblemático Auditorio Nacional, lugar por el que desfilan las estrellas y no en la Cámara Local como marca la ley.

La jefa de gobierno llegó a las inmediaciones del Auditorio, se bajó de su auto y saludó de mano, abrazo y beso a decenas de personas que formaron una larga valla que la jefa de gobierno recorrió cual candidata a un puesto de elección popular o como dicen en el argot del medio del espectáculo, una estrella en la alfombra roja.

Adentro el inmueble estaba repleto de invitados, además de personas que acudieron con boleto, no pagado, con el que pudieron presenciar la lectura del informe en el que todos los reflectores estaban puestos para la jefa Sheinbaum.

Los últimos días han sido, días de gloria para la doctora. En Tamaulipas, el nuevo gobernador le preparó una bien orquestada “porra” para que Claudia se llevará los aplausos entre gritos de “presidenta” “presidenta”, en presencia de los otros dos presidenciables mencionados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Gobernación Adán Augusto López y el titular de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Después de lo que vimos en el Paseo de la Reforma, ¿alguien duda de quién será la señalada por el dedazo que saldrá de Palacio Nacional para designar, qué no elegir, a la candidata de Morena a la presidencia de la República para el 2024?

Sheinbaum ya no sólo hace campaña los fines de semana cuando viaja a los estados para amarrar con las gobernadoras y los gobernadores morenistas en la mayoría de los estados del país, ahora, intensifica su proselitismo aquí mismo en la capital del país y en horas de trabajo.

Del Informe, el mismo triunfalismo, lo de siempre, aseguró que ha cumplido con 94 de los 97 compromisos contraídos con la ciudadanía, tal como lo dijo su jefe en su turno el primero de septiembre.

***

¿Hay un México antes y un México después de Tlatelolco? fue la pregunta que le solté a Gustavo Díaz Ordaz aquel día de 1997 durante una conferencia de prensa en la cancillería de Tlatelolco, antes de su viaje a España para acreditarse como embajador de México en aquel país; la pregunta lo encendió y de inmediato respondió: “Se va a España un mexicano limpio que no tiene las manos manchadas de sangre; pero de lo que estoy más orgulloso es de esos seis años, es del año de 1968, porque me permitió servir y salvar al país, les guste o no les guste, con algo más que horas trabajo burocrático, poniendo todo, vida integridad física, horas, peligro, la vida de mi familia, mi honor y el paso de mi nombre a la historia, todo puso en la balanza afortunadamente salimos adelante y si no ha sido por eso, usted no tendría la oportunidad, muchachito, de estar aquí preguntando. No estoy de acuerdo con usted que hay un país antes de Tlatelolco y otro después de Tlatelolco, para mí México, es México, ese es un incidente penoso en la vida de los pueblos”… En su cuenta de twitter, Mario Di Costanzo aseguró que en la información hackeada a la Sedena “hay movimientos bancarios de miembros del gabinete y de la familia presidencial, apenas viene lo bueno”. ¿Será?

circuitocerrado@hotmail.com

@HctorMoctezuma1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.