Ambigú| No hay de otra: primarias en “Va por México”

Ambigú Destacados Martha Elba Torres Martínez Nuestras plumas

No hay de otra: primarias en “Va por México”

+ El gesto de humildad de Monreal

+ Ahora con el cigarro, al rato con el chupe

Por: Martha Elba Torres Martínez

Primero chingue y chingue con los “moralmente derrotados”, que nada más no sacaban un perro a mear, y ahora que la alianza opositora formaliza la unidad para los comicios de este año y los del 2024, se encabrona.

“Con ´Va por México´ no puede presentarse un contubernio así, tan descarado. ¿Dónde están los ideales, dónde están los principios? ¿Qué no los partidos son entidades de interés público?”. Le chorreó sangre de la mordidota de lengua. ¿Pues cómo conformó la 4T? De lo más granado de la corrupción del PRI, PAN, PRD, PT y verdes que de ecologistas no tienen ni la cara; rejuntó igual a los providas del PES con las claudicadas feministas, a violadores y delincuentes.

Entonces, ¿de cuáles principios e ideales, habla? El gobierno lopezobradorista ya demostró que miente, roba y traicionó la esperanza de 30 millones de electores en 2018. Se sostiene con esa masa de votos comprada con programas sociales que pagamos los contribuyentes. Neta, ¿es para presumir?

El 12 del mes, que los liderazgos del PRI, PAN y PRD anunciaron la coalición electoral y ratificaron la legislativa en materia electoral, provocó desconcierto esa especie de reparto de cuotas en las candidaturas, que aludió el panista Marko Cortés. En menos de una semana -miércoles 18- las dudas se aclararon con los encuentros, por separado y en principio, de las dirigencias del PRI y PRD con las fuertes organizaciones civiles, motor de la histórica marcha del 13 noviembre “El INE no se toca”.

Participaron por las OSCs agrupadas en Unid@s, Ana Lucía Medina, de Sociedad Civil México; Beatriz Leycegui y Leopoldo Hernández, de UNE México, Gustavo de Hoyos, Beatriz Pagés y Claudio X González, de Sí por México; Rosario Guerra y Guadalupe Acosta Naranjo del Frente Cívico Nacional, Marco Antonio Adame de Unidos por México y Genaro Jiménez y Andrés Parral, de Poder Ciudadano.

Ahí la oposición ciudadana fue clara: la defensa del INE -anticipó Jesús Zambrano que el PRD también interpondrá recursos de inconstitucionalidad contra el plan B de AMLO-, el método de selección de candidaturas -primarias para la presidencial-, el programa, gobiernos de coalición y convencer a Movimiento Ciudadano que deje de hacerle al llanero solititito, porque al único partido que ha ayudado es a Morena. Esto último es de mi cosecha.

El método de elección de la candidatura presidencial que a todos preocupa, frente a las encuestas cuchas de Morena que no es otra cosa que el dedazo del Presidente, no hay más que elecciones primarias para ganar legitimidad social, el interés de los indecisos, apartidistas y valemadristas, que ronda la mitad del padrón electoral. Unos 47 millones que no votan.

Lo he escrito reiteradamente: el voto guinda ya no da para más. Morena perdió en 2021, unos 10 millones de sufragios; 4 de cada 10 sufragantes son beneficiarios de programas sociales; la candidatura de Morena ya esta más que vista; será Claudia, pero juega al demócrata. Una, toda la lana está en la precampaña y todas las encuestas independientes la señalan como la favorita. La defiende como a nadie y síntoma más reciente y evidente, es la creación de toda esa narrativa del sabotaje en el Metro de la Ciudad de México con tal de librarla de su negligencia e indolencia…

***

Esto lo tiene perfectamente claro Ricardo Monreal que con humildad, agradeció el “gesto” de haber sido incluido en la lista de aspirantes reconocidos en Morena.

El senador zacatecano no cree en las encuestas porque ya se la aplicaron. Como en Coahuila a Ricardo Mejía, que primero le dijo que sí y luego que no, porque la armó el senador Armando Guadiana. Yo no me trago la aparente rebeldía del ex subsecretario de Seguridad Pública, porque estaría calando con dos cartas.

De acuerdo a la encuesta de RUBRUM, hoy, Manolo Jiménez va de puntero con 38.6 por ciento en las preferencias, mientras que Guadiana trae 28.8 por ciento y Mejía Berdeja que va por el PT, 7.9 por ciento. La intención que veo es que peleen cada uno por su lado y en su momento hacer sándwich al aliancista.

Pero estoy con el senador y constitucionalista Monreal Ávila, que ve preocupado las reiteradas violaciones de su partido a las normas electorales.

Estoy segura que le encabritó esa reunión de Adán Augusto con gobernadores morenistas en la propia Secretaría de Gobernación y la carta de Mario Delgado a los mandatarios de su partido, pidiendo que promocionen a las “corcholatas” y el añadido -o sea, Ricardo- en sus respectivos estados. Ya ni la chingan, cuánto cinismo.

Por eso, el llamado del senador a cuidar las elecciones, “que no se viole la Constitución, ni la ley, que los gobernadores no dispongan de recursos públicos para fines electorales, porque estaríamos reciclando las viejas prácticas de las que se han quejado y de las que han protestado siempre”. Predica en el desierto, pero deja constancia pública que no se prestará a tiznaderas de sus correligionarios.

Así que en los siguientes meses veremos nuevamente en Morelia la pasarela morenista, que aprovecharán muy bien el PRD y MC para hacerles contracampaña.

Por cierto, el domingo 15, en el chat de periodistas de Morelia, se compartió una invitación a una reunión distrital con #EsClaudia a las 11 horas en el Ceconexpo de esta ciudad, convocada por Raúl Morón. Por la tarde noche, el compañero Diego Navarrete, de Frecuencia Informativa Michoacán, preguntó si se realizó el evento y compartió un tuit de Claudia Sheinbaum: “Desde mi oficina, platicando con medios de Morelia. Me dio mucho gusto platicarles que acabamos de reinaugurar el tramo subterráneo de la Línea 12 del Metro y sobre todo lo que hemos hecho para transformar nuestra Ciudad de México”.

Pues nadie compartió cobertura del evento, tampoco se supo qué medios participaron en la conversación virtual, no trascendieron notas y el tuit de Claudia desapareció. No les digo, pura mentira…

***

Nunca imaginé en algún momento coincidir con el dueño de Grupo Azteca, Ricardo Salinas Pliego, no solo por su mala televisión y la venta del equipo Monarcas Morelia, pero tiene razón respecto a la política prohibicionista de los “gobiernícolas” del Estado totalitario que obvio, encabeza López Obrador.

“Nos dicen qué nos conviene, cómo vivir, cuánto gastar y en qué hacerlo”. “Cuidado -tuiteó Salinas Pliego- la libertad cuesta mucho ganarla y es fácil perderla”.

Esto por las nuevas restricciones sobre el cigarro, como es ocultar el producto en puntos de venta, eliminar áreas para fumadores en lugares públicos y hasta en habitaciones de hotel. Imagine, amable lectora o lector, estar de viaje o escapada, en mero punchis punchis con la esposa o esposo, novia o novio, o el o la “quelite”, y que entre un supervisor antitabaco para verificar si está infringiendo la norma, porque resulta que al huésped de a lado, ´como que le olió a cigarro´.

Son jaladas. Un abuso en una sociedad democrática. Y efectivamente, solo en sistemas totalitarios como el musulmán, está prohibido fumar y tomar alcohol. ¿Para allá vamos? En 2019, una diputada capitalina de Morena, María de Lourdes Paz, ya había propuesto prohibir la venta de cerveza fría en misceláneas, vinaterías o tiendas de conveniencia para bajarle al consumo de chupirul.

Conducir en estado briago -que a todas luces resulta imperdonable- provoca unas 24 mil muertes al año; fumar -dice Hugo López Gatell, responsable del Cofepris- 51 mil, sin aclarar cuántos de éstos murieron nada más por inhalar el humo de un fumador. ¡Ah! Pero si hay el dato de cuántas mujeres rurales mueren a causa del fogón. De acuerdo al Inegi, más de 9 mil mayores de 65 años fallecieron en 2020. Y de los homicidios y feminicidios, el año pasado, cerca de 31 mil.

No defiendo el tabaco ni el chupe, porque al final de cuestas es decisión de cada quién. Pero concuerdo con el Salinas Pliego, que ya se pasan. López Obrador no solo quiere imponer un pensamiento único, una sola ideología -la chafa de la 4T que dizque humanista- a través de la escuela pública, sino ordenarnos cómo vivir, aspirar a un solo par de zapatos, porque para qué queremos más.

Charles Filmore, fundador de la escuela Unity, dice que “no es un crimen ser rico y no hay virtud alguna en ser pobre. El mal consiste en acaudalar el dinero impidiendo que circule libremente para que llegue hasta el que lo necesita”. El que este atado a la “conciencia de la pobreza” sufrirá la escasez desde la cuna hasta la tumba, mientras que la “conciencia de la prosperidad” hay que formarla.

Por eso AMLO detesta tanto el pensamiento crítico, el aspiracionista, y su propósito no es sacar a los pobres de la pobreza, sino mantenerlos atrapados generacionalmente en ella, porque le representan votos.

Pero estoy con lo de la fumadera. Me dará gusto que prosperen los amparos colectivos contra la “ley antitabaco”, porque al rato vendrá la “Ley Seca” si Morena sigue en el poder…

***

LA COMIDILLA

La entrevista de López Dóriga a la maestra Martha Rodríguez Ortiz, cómplice de Esquivel Mossa en el plagio de la tesis. Que Yasmín era “una jovencita rubia de ojos verdes”, que en aquellos tiempos -los ochenta- “los jóvenes no sabían ni hacer una tesis”, que les decía que “revisaran otras tesis para informarse”. Pero resulta que una cosa es revisar el estado de la cuestión y otra chingarse el producto intelectual de otro.

Una argumentación tan frágil y desconcertante, porque da a pensar ¿cuántos estudiantes, hoy rimbombantes juristas y políticos, en “aquellos tiempos” también copiaron tesis?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.