Opinión| La regulación del consumo lúdico de la mariguana…

Luz María Sánchez S Nuestras plumas

La regulación del consumo lúdico de la mariguana, la “papa caliente” del Senado

Por: Luz María Sánchez S.

Una vez más, los senadores no cumplieron con el ultimátum que les impuso la Suprema Corte de Justicia. Enfrascados en sus diatribas, enconos y acusaciones, el tiempo se vino encima y no alcanzaron el consenso para regular el consumo lúdico de la mariguana y así, dejaron en el horno la gran “papa caliente”, para reformar la Ley General de Salud.

Ni los foros con especialistas, ni las reuniones con organizaciones civiles fueron suficientes para que los senadores de todas las bancadas aclararan sus dudas y legislaran al respecto, mientras el tianguis de consumo y venta del estupefaciente ha crecido y se ha hecho lugar común, en medio de una gran nube de humo, en las afueras del recinto de Reforma e Insurgentes.

El Senado termina el periodo ordinario de sesiones más polarizado que nunca y el único interés de sus integrantes es abandonar sus tareas legislativas para ocuparse en sus entidades del tema electoral o electorero, pero de los temas sustanciales que les competen dejan muchos pendientes.

En un asunto tan polémico como es la comercialización y el uso lúdico de cannabis o mariguana, no hay definiciones en el orden constitucional de este país, aunque millones de personas la consuman y reclamen una regulación que les permita ejercer este derecho en libertad, en el marco de la ley.

A unas horas de que el calendario legislativo se agote y el reloj marque el último minuto de actividades, este 30 de abril, el Presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal reconoció  que es simpatizante de aprobar la reforma a la Ley General de Salud y ofrecer una regulación que de certeza sobre el uso de la cannabis, tal como lo ordenó la Suprema Corte, pero aclaró que no hubo consenso, por lo que anunció que al término de este periodo podría convocar en las próximas semanas a un periodo extraordinario sólo para este tema. 

Resolución histórica de la SCJN

Diez meses han transcurrido desde la declaratoria de la Suprema Corte que despenalizó el uso lúdico y recreativo de la mariguana en todo el país, y que en sesión del Pleno fue calificada como un “paso histórico” en México, al consolidar el derecho al libre desarrollo de la personalidad.

Por ocho votos a favor, el Máximo Tribunal invalidó en junio de 2021, con efectos generales, la prohibición absoluta contenida en la Ley General de Salud para realizar actividades relacionadas con el autoconsumo de cannabis y THC que en conjunto se le conocen como mariguana.

Una resolución en la que se exhortó al Congreso de la Unión a legislar respecto al autoconsumo recreativo de cannabis y THC, a fin de generar seguridad jurídica a los usuarios y a terceros, así como a generar las condiciones necesarias para que este derecho pueda ser ejercido responsablemente.

Llegar a esta sentencia histórica le llevó varios años a la Corte. Desde 2015, la Primera Sala resolvió un juicio de amparo en el que declaró la inconstitucionalidad del sistema de prohibiciones administrativas al consumo lúdico de mariguana previsto en la Ley General de Salud. Y posteriormente, la decisión fue reiterada en cuatro ocasiones sin ninguna decisión en contrario, por lo que, al conformarse jurisprudencia obligatoria, se dio inició al procedimiento de declaratoria general de inconstitucionalidad previsto en el artículo 107 de la Constitución, a fin de que el Congreso de la Unión hiciera las modificaciones correspondientes en un plazo de 90 días.

La Corte explicó que con esta declaratoria se remueve el obstáculo jurídico para que la Secretaría de Salud autorice las actividades relacionadas con el autoconsumo de cannabis y THC, como sembrar, cultivar, cosechar, preparar, poseer y transportar, con fines recreativos, respetando de esta manera el derecho al libre desarrollo de la personalidad.

Y detalló más acciones que deberían observar los organismos dependientes del Ejecutivo Federal para concretar la regulación de la comercialización y el consumo de mariguana como el hecho de que la Secretaría de Salud deberá emitir esas autorizaciones sólo a personas adultas y para el autoconsumo de cannabis y THC, pero no de otras sustancias. Y precisó que la COFEPRIS deberá establecer los lineamientos y modalidades para la adquisición de la semilla, en el entendido de que la autorización no podrá incluir en ningún caso la permisión de importar, comerciar, suministrar o cualquier otro acto de enajenación y/o distribución de tales sustancias.

Pero ni aún con todas las especificaciones señaladas por el Alto Tribunal, el Congreso Federal, en especial el Senado, ha cumplido con su tarea, ocupado en ser más la caja de resonancia de las diferencias políticas entre el partido gobernante y la oposición.

El pasado 20 de abril, en el Día Mundial de la Mariguana miles de personas se concentraron afuera de la sede del Senado de la República para festejar, con alcohol y cannabis, esperando la decisión final de los legisladores, pero nada. La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara Alta, Olga Sánchez Cordero, lamentó que México “aún vaya atrasado en la legalización de la mariguana” y aseguró que el dictamen está listo, pero falta afinar detalles respecto a la edad de consumo. Indicó que el PRD quiere 18 años para uso lúdico, Morena considera un límite de 21 y el PRI está pensando en 25, por la madurez mental de los consumidores.

Pero el reloj político y legislativo de nuestro país se pude detener o acelerar las veces que sea necesario, mientras se ajuste a las decisiones últimas de quien dirige el destino de Morena, por supuesto del señor Presidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.