Rueda de Molino| Michoacán a la cabeza por homicidios dolosos

Jorge Hidalgo Lugo Nuestras plumas Rueda de Molino

Michoacán a la cabeza por homicidios dolosos en el país gracias a los abrazos y no balazos

Por: Jorge Hidalgo Lugo

Inmerso en la fiesta y frivolidad partidista con que se conduce el Gerente de Palacio Nacional en Michoacán, la entidad naufraga en la ingobernabilidad y el baño de sangre que tan sólo los primeros dos días de mayo, dejó un saldo de ocho ejecutados.

Pero la estadística criminal que avanza inexorable, es tema que no ocupa, mucho menos preocupa a quien debe obedecer ciegamente la instrucción de “abrazos y no balazos” que recibe de su patrón, ídolo, gurú y mandamás, Andrés Manuel López Obrador.

Sin faltar eso sí a ningún evento festivo que organizan los miembros de su partido, ya sea para alardear que en Michoacán no hay otro como Morena, hasta para dar respaldo a una dirigencia cuestionada y por demás anodina que por sus caprichos de poder, mantiene a costa de violentar los estatutos que se supone rigen su existencia como instituto político, Alfredo Ramírez Bedolla deambula sin acertar un solo tema, sin marcar una agenda confiable en lo económico, laboral, de salud y mucho menos de seguridad.

Así no debe extrañar por ejemplo que sea cosa cotidiana enterarse que en el oriente michoacano, donde un alcalde pagado de sí mismo y totalmente rebasado como Antonio Ixtláhuac, tenga a los habitantes de Zitácuaro a merced de la delincuencia organizada que se puede dar el lujo de enfrentar a la Guardia Nacional y salir airosa cuantas veces se les ocurre incendiar la plaza.

Y qué decir del recuento de 15 víctimas que en menos de 48 horas, fueron ejecutadas por los grupos criminales, imponiendo record por lo variado de su accionar que abarca municipios como Morelia, Zamora, Uruapan, Pátzcuaro y el ya referido Zitácuaro.

Podrá decirse que 15 no es nada o que es febril la mirada, como la letra del viejo tango bonarense, pero el caso es que los ilícitos se dan en el marco de la visita que hiciera horas antes Rosa Icela Rodríguez Velázquez, secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana del Gobierno Federal, para dar arranque al Programa Jóvenes Construyendo la Paz en Michoacán.

Respuesta inmediata la que dieron los aludidos sin ir a fondo, sin incomodarlos ni querer sacarlos de su estado de impunidad. Por ello rehuyó a los reporteros que trataron de cuestionar las estadísticas fúnebres que permean en Michoacán tan sólo de octubre del año pasado a la fecha, en que Morena (des)gobierna la entidad.

Custodiada por Ramírez Bedolla, su anfitrión al que poco le importa también la labor periodística cuando los incomodan las preguntas, la evasiva funcionario arguyó que no iba a decir más nada de lo que contenía el discurso antes emitido, donde los logros de su contenido sonaron a burla, como es la respuesta oficialista que tiene a México en los primeros lugares del mundo en materia de inseguridad y corruptelas desde el poder.

Secundada por el Gerente de Palacio Nacional se fueron a Uruapan a seguir el guión rediseñado y mencionar en un evento partidista que en Michoacán no hay jóvenes que sean “ninis, sino que les faltan oportunidades para el desarrollo pleno”.

Y en su paroxismo morenista, Ramírez Bedolla alardeó que con Constructores de Paz derivado del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, brotarán oportunidades de empleo, aprendizaje, educación, de dignificación y mucho más.

Pasada la euforia partidista y antes de irse a otra fiesta como ya se le está haciendo costumbre, esta vez para estar en la celebración del cumpleaños de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y hacer acto de presencia en el evento que conjuntó a leales, desleales, oportunistas, busca chambas y toda clase de acomodaticios, el que cobra como gobernador estatal rubricaría que ahora es momento de dejar atrás la estigmatización de los jóvenes “ninis”, pues lo que necesitan es “vivir en paz y ser tratados con dignidad”.

Pero la cruda del festejo, de eso que llaman la izquierda, que mal gobierna en México y Michoacán no es excepción, llegó con el recuento de los daños que abarcan ejecuciones múltiples, decapitados, descuartizados, fosas clandestinas, en enfrentamientos, abatidos por las fuerzas del orden.

Como lo documenta en uno de sus extraordinarios trabajos periodísticos el colega Sergio Cortés Eslava, y que figuran en portalhidalgo.com (https://portalhidalgo.com/michoacan-violento-en-dos-enfrentamientos-matan-a-8-en-menos-de-doce-horas/) (https://portalhidalgo.com/apenas-comienza-mayo-y-ya-hay-15-ejecutados-o-abatidos-en-michoacan/) (https://portalhidalgo.com/michoacan-primer-lugar-en-asesinatos-en-abril-acumulo-245/) en el llamado mes del niño, Michoacán se posicionó nuevamente en primer lugar nacional en homicidios dolosos durante abril luego de cumular 245 asesinatos, entre ellos 26 mujeres.

El variado repertorio no sonroja a Ramírez Bedolla, él anda en labores partidistas y de matraquero de Palacio Nacional.

El recuento de Cortés Eslava basados en datos del gobierno federal ubica a Guanajuato y Estado de México, en el “segundo” y “tercer lugar”, pero además el mes pasado Michoacán acumuló nueve días con 10 ó más asesinatos en 24 horas; el 18 de abril fue el más curentoto, con 20 asesinatos.

Para los que buscan la excusa en los “otros datos” se debe recalcar que la estadística tiene como fuente al gobierno de la República y entre las víctimas figuran decenas de esos jóvenes que alardea Ramírez Bedolla, van a rescatar con ese nuevo programa sacado de la manga o como distractor para no hacer lo que en realidad se necesita: ¡Combatir con estrategia al crimen organizado y no dejar que termine de apoderarse de Michoacán!

No hacerlo, le destinará sin duda, un sitio indignante y oprobioso en la historia de la entidad.

Vale…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.