Editorial| Inocultable ya, la narcopolítica de la 4T

Editorial semanal

Inocultable ya, la narcopolítica de la 4T

Porfirio Muñoz Ledo no solo ha sido en uno de los más duros críticos del presidencialismo exacerbado de Andrés Manuel López Obrador por el desmantelamiento de instituciones democráticas y acotamiento de libertades, sino que ahora lleva a un foro internacional, la amenaza que ve sobre México: la narcopolítica propiciada desde el Estado.

“Yo he hecho un llamado al Presidente de la República con el siguiente argumento pragmático: el Presidente va a terminar su periodo de gobierno y la pista ya se le está acabando”. Y “piensa heredar al siguiente gobierno su asociación con los delincuentes”.

“Le advierto que va a ser un enfrentamiento muy serio esa transferencia de lealtades y de asociaciones con la delincuencia”.

“Él piensa (Andrés Manuel) que puede heredar al siguiente gobierno su asociación con los delincuentes y que eso le otorga mayor poder. Porque además de tener la autoridad y los recursos del Gobierno Federal, éstos se suman a los del narcotráfico y entonces no hay nada que se le pueda oponer”, afirmó.

“A esto le llamamos en México ‘el Maximato’. Y hoy yo quiero repetir públicamente ese llamado. Debe entender Andrés Manuel López Obrador que su contubernio o alianza con el narco no es heredable, porque éstos, como lo han hecho siempre y en todas partes, en todas las plazas políticas, se entienden con el que va a llegar”.

“Ya no va a necesitar el narco del Presidente. Ese es el tema, es un tema moral, un tema de análisis político. Él se va a olvidar, va a prescindir del Presidente y habrá el peligro de que exija más a los nuevos actores y que tarde el proceso para que llegue a un armazón de otro tipo”, añadió.

Planteó que México debe reflexionar en una nueva constitucionalidad y en un nuevo pacto social, pacto de poder, le llama mi amigo Alberto Aguilar Iñárritu hace muchos años. Porque de otra manera no veo salida a los problemas”.

Pero Porfirio no es el único que se atreve a hablar con la verdad.

En entrevistas diversas, con motivo de la promoción de su más reciente libro “Por una Democracia Progresista” ha expuesto con franqueza: “Cuando me preguntan qué es la 4T, no sé qué responder”, dice Cuauhtémoc Cárdenas.

“El actual Gobierno Federal no cuenta con un proyecto de nación, lo mismo que administraciones pasadas y sólo se basa en ocurrencias e improvisaciones; no hay propuestas ni programas para enfrentar el rezago social o la crisis de violencia e inseguridad que se viven en el país.

La intromisión de las organizaciones criminales en las elecciones en México, no es nuevo. Por ello, los “candados” que se han instalado en las últimas dos décadas para evitar que el “narco” se adueñara de los procesos.

Hoy el presidente López Obrador quiere acabar con el INE y los “candados” y solapa la actividad criminal. El pacto es a largo plazo y va este domingo, por seis gubernaturas más para sumar 23.

Su plan está expuesto: quiere una sucesor o sucesora incondicional que mantenga vigente la narcopolítica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.