Editorial| La bola de humo con Peña Nieto

Editorial semanal

Esas maromas presidenciales para darle la vuelta a los grandes problemas nacionales, nunca dejan de sorprender.

Imparables, la inflación, la violencia criminal, y otra vez el Covid, enfermando a miles y miles de personas; los reportados por día, superan los 30 mil.

En junio, la tasa de inflación se ubicó en 7.99% a escala nacional. Esto implicó una aceleración de 0.84% con respecto a mayo, de acuerdo al registro del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). El dato es el mayor desde hace 21 años.

La inflación lleva 15 meses fuera del objetivo de 3% +/-1 punto porcentual que había establecido el Banco de México (Banxico) y por ocho meses se ha mantenido en el rango del 7 por ciento.

En pocas palabras, no se controla.

Hace dos semanas, la junta de gobierno del Banco de México siguió la línea de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos y aumentó su tasa de interés en 75 puntos base, para dejarla en un nivel de 7.75 por ciento. Para agosto se espera otra subida en tres cuartos de punto, lo que seguirá escaseando el dinero.

En menos de cuatro años de gobierno del morenista Andrés Manuel López Obrador, suman ya 125 mil homicidios y feminicidios en México. De acuerdo a los especialistas, todo indica que será el sexenio de la “cuarta transformación”, más violento que el de Enrique Peña Nieto o de Felipe Calderón Hinojosa.

Y todavía la quinta ola de Covid, con la que nuestro país supera ya los 6 millones de casos acumulados desde la fecha en que se tuvo el primer registro, el 28 de febrero de 2020.

El incremento de contagios comenzó desde mayo, y las hospitalizaciones y mortalidad que se han visto, han sido en su mayoría en grupos de personas mayores de 60 años, el segmento poblacional que primero se vacunó.

Esto nos lleva a pensar que se requerirá de más refuerzos o nuevos biológicos ante el escenario de que aparezcan variantes más virulentas y altamente transmisibles, y que la inmunidad para evitar casos graves y muerte, pueda reducirse.

En estos entornos tan peligrosos, ayer en la “mañana” el presidente López Obrador lanza una bola de humo con el informe de la Unidad de Inteligencia Financiera, que encabeza Pablo Gómez Álvarez, para revelar mediáticamente que el expresidente Enrique Peña Nieto recibió transferencias financieras por 26 millones de pesos desde México hasta España, entre 2019 y 2021.

Horas más tarde, Peña Nieto respondió a la acusación a través de su cuenta en Twitter, para expresar su confianza en que las instituciones de procuración y administración de justicia de México le permitirán aclarar la legalidad de su patrimonio.

A ver cuántas semanas mareados con este cuento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.