EDITORIAL| Un año más, pero también un año menos

Este 2022 a punto de fenecer, para México, fue un año de más de lo mismo: violencia, impunidad, corrupción, muerte por balas y por enfermedades ante el mismo deficiente sistema de salud. Pero dos ingredientes lo marcan: la continua crisis económica acentuada por la inflación que ha encarecido la vida.
El otro, la revelación de lo que nos depara el futuro, con la peligrosa y alarmante concentración del poder público en solo dos manitas, las del populista Andrés Manuel López Obrador.
La carrera precios/salarios seguirá por lo menos, estiman los que saben y si bien nos va, hasta mediados de 2023, por lo que los incrementos en las revisiones contractuales no desahogarán en nada los ingresos de la clase trabajadora.
En el otro frente, las empresas se verán en más problemas no solo por el aumento en materias primeras, sueldos y los 12 días de vacaciones de las y los empleados lo que redundará en la productividad.
Y como nuestro principal socio comercial y vecino, es prácticamente seguro que entre en recesión, los escenarios no son favorables tampoco para México.
Así transitamos en el sexenio de la “transformación”, con los mismos problemas y las mismas expectativas sin variaciones en las políticas de seguridad que hasta este año habrá dejado unos 156 mil homicidios dolosos y la amenaza de un golpe de Estado a la democracia para que el populista López Obrador continúe en el poder.
Entonces, sí, un año más de presidencialismo exacerbado, pero también un año menos para alcanzar nuestro destino: damos una vuelta al timón, o terminamos por hundirnos.

Y seguimos....

El 2022 jamás se olvidará. Sigamos adelante y aprendamos de nuestras calamidades, porque no hay mal que dure 100 años. Así reescriban la historia en los libros de texto. A continuación para nuestros lectores/as, les ofrecemos la información más destacada que publicamos en el Semanario durante este 2022. Continuaremos el próximo año ofreciéndoles periodismo más allá de la línea. Les deseamos sinceramente, salud y paz esta Navidad y un próspero 2023.

Accesibilidad